Los líderes son primordiales en cualquier organización pero en el ámbito local pueden convertirse en auténticos impulsores para el futuro

El futuro necesita líderes locales

Los líderes son imprescindibles para situar a la organización un paso por delante de las demás. Son, realmente, un activo valioso para la competitividad y la innovación de cualquier empresa. Son los que marcan la diferencia entre su institución y el resto. En definitiva, son la clave para el éxito. Pero los líderes no son exclusividad del ámbito empresarial o político. El desarrollo local, y especialmente el de los pequeños municipios, puede y debe buscar sus propios líderes locales para potenciar su progreso.

En un mundo cada vez más polarizado y, a la vez, globalizado, el ámbito local debe asegurar su posición para garantizar el bienestar de la población. Solo así, mantendrá su desarrollo y ofrecerá oportunidades adecuadas que permitan fijar la población. Contar con líderes locales que sean capaces de promover iniciativas y cohesionar las acciones será un punto determinante.

Los líderes locales se presentan así como piezas angulares para encabezar proyectos innovadores, incrementar la participación ciudadana y dinamizar el territorio en definitiva.

Liderar proviene de guiar

Las palabras líder (leader) y liderar (lead) provienen del inglés y sus significados hacen referencia a la acción de guiar y a la persona que se encarga de ello. Por lo tanto, apuntan directamente no solo a alguien que va en vanguardia, sino también a alguien que es seguido por los demás. La etimología de estas dos palabras no tiene similitud con ninguna griega o latina pero sí su significado, como explica Coaches Profesionales. Así, en latín encontramos el mismo concepto de conducir en la palabra ducere.

Lo más curioso es que, aunque el término líder no empezó a utilizarse hasta el siglo XIV y liderazgo hasta el XIX, como apunta Mireia Tintoré, la historia está plagada de líderes desde sus inicios. Todos ellos, tanto hombres como mujeres, destacan por su autoridad moral y por la capacidad que esto les infiere para atraer al resto de la ciudadanía hacia un mismo objetivo.

Hoy en día, tal vez podríamos hablar de un paso más en la evolución del liderazgo con la aparición de los influencer. En muchos caso, pueden considerarse una actualización y, por qué no, un rejuvenecimiento, de la visión acerca de los líderes de opinión.

Los beneficios de contar con un líder local

Contar con un líder local reconocido servirá de apoyo en la puesta en marcha de proyectos transformadores que necesiten gran implicación de la ciudadanía. La participación del líder servirá de aval para el proyecto y contribuirá a atraer apoyos y sinergias que contribuyan a lograr su éxito.

Esta capacidad de influencia se verá aumentada cuanto más pequeño sea el municipio porque será más fácil el reconocimiento del líder por parte de la población. Por lo tanto, el ámbito rural y los pequeños pueblos son lugares idóneos para aprovechar la influencia de los líderes como recurso vital para su desarrollo. Porque, como indica Roberto Sancho Hazak en la Revista de Estudios Agrosociales, «los lideres naturales de una localidad existen independientemente de la acción del desarrollo comunitario, son la máxima expresión de la cultura de la comunidad (M. Marchioni), y su influencia se ejerce a través de la relaciones interpersonales».

Por eso, «tienen que ser el puente necesario entre la administración y la población». Esto quiere decir que los ámbitos locales deben comenzar a identificar a sus líderes, en los distintos sectores, para asegurarse una base de datos que les permita potenciar los efectos de sus proyectos. En realidad, esta labor debería tenerse en cuenta desde el primer momento en el que se plantea una idea. Implicar al líder en este punto permitirá no solo contar con su influencia sino también con su visión innovadora para establecer unas bases transformadoras en el proyecto.

En esta dirección se encuentra el proyecto 100 líderes locales universitarios puesto en marcha dentro de las acciones de la Oficina Extremadura 2030 y que anima a la juventud a identificarse líderes y formarse para ello.

Los retos de los líderes locales

Como ya apuntábamos antes, los líderes y su liderazgo han evolucionado desde que se nombraron por primera vez y se han especializado añadiendo apellidos en función de la forma de ejercerlo.

Sin embargo, todos ellos deben compartir las mismas cualidades: seguridad, empatía, responsabilidad, optimismo, honestidad, determinación e inspiración. Esto repercutirá en la productividad, ya que facilita el establecimiento de objetivos concretos, medibles y viables; la mejora del ambiente laboral y de la competitividad interna sana. Todo ello, sumado a sus ideas innovadoras dará como resultado el incremento de los beneficios o de los resultados positivos.

Pero, el apellido local añade una nueva dimensión que lleva implícitos sus propios retos. El líder destaca siempre por su diferenciación del resto y esta cualidad puede ser difícil de gestionar cuanto más reducido sea el ámbito local. Ante esta situación, los líderes locales pueden correr el riesgo de retraerse o de emigrar.

De hecho esta situación se produce también en el mundo empresarial. Muchas veces en vez de incentivar y desarrollar el liderazgo las organizaciones lo obstaculizan al limitar su potencial y, por consiguiente, su acción. Esto suele deberse al miedo ante decisiones audaces y prefieren quedarse en un «equilibrio estable», como apunta el profesor de Harvard Gautam Mukunda.

Por ello, es imprescindible que las administraciones públicas encargadas del desarrollo de los municipios sepan identificar, apoyar y formar a sus líderes locales, actuales y futuros. Porque en ellos está la diferenciación que les permitirá plantear e implementar proyectos innovadores que tengan éxito gracias a la cohesión social aportada por los líderes.

Formulario de Contacto:

Error: Formulario de contacto no encontrado.

Puedes consultar otras ayudas y subvenciones interesantes en nuestro blog.