Vivimos en un mundo cada vez más globalizado, donde las modas y tendencias internacionales parecen dominar la escena cultural. ¿Y las tradiciones? ¿Las costumbres que pasaban de abuelas a madres y nietas? ¿Qué ocurre con aquello que daba sentido a las fiestas? ¿Dónde está el relato compartido?

En este contexto, la preservación y recuperación de tradiciones como la que se está gestando en O Bolo adquieren un significado trascendental. Es esencial detenernos y reflexionar sobre el valor de las tradiciones. Estas raíces culturales son parte de nuestra historia común. Y también representan la identidad única de cada comunidad, sirviendo como un vínculo vital para entender nuestro pasado y dar sentido al futuro.

O Bolo, un hermoso municipio enclavado en la provincia de Ourense, Galicia, alberga una rica historia y una cultura arraigada en tradiciones. Una de estas costumbres, la «Estoupa do Xudas», destacaba como un evento emblemático durante la Semana Santa. Sin embargo, en 1996, la tradición cesó abruptamente.

Ahora, casi tres décadas después, O Bolo se prepara para revivir esta antigua tradición, aunque con un enfoque renovado y más seguro. La «Estoupa do Xudas» regresa a la vida en el marco del cuarto centenario de la construcción del Santuario da Nosa Señora das Ermidas. Esta vez, el evento se traslada a la orilla del río Bibei, donde estallarán petardos el Domingo de Pascua.

El resurgimiento de la «Estoupa do Xudas» marca el retorno de una tradición perdida. Es un acto de resiliencia cultural y un compromiso con las raíces históricas del territorio. Además, es la prueba de que existe un renovado interés en reconectar con el arraigo cultural y en preservar la riqueza de nuestras herencias.

En Rural Bridge creemos que está a nuestro alcance cuestionar, recuperar y adaptar las tradiciones a los valores contemporáneos, promoviendo la convivencia, la igualdad y nuestras señas de identidad. Por ello, nos alegra ser testigos del resurgimiento de la «Estoupa do Xudas» en O Bolo, un ejemplo vivo de cómo las localidades pueden abrazar su patrimonio cultural de manera responsable y significativa.